domingo, 17 de julio de 2016

Leer y escribir novela romántica



Llevo tiempo pensando en dar mi opinión sobre este tema, ese por el que a veces somos tan criticados los autores del género (porque también lo escriben hombres, sí). Hace un par de años me adentré en el mágico mundo de la novela romántica por recomendación de una amiga, a la que estaré siempre agradecida por ello. Empecé a leer diferentes géneros de novela romántica haciéndome adicta a sus libros y a Amazon. Al poco, pensé en plasmar una historia que llevaba tiempo en mi cabeza, y así comenzó mi andadura como autora.

Desde entonces, y por decisión propia, diferencio a dos personas: a la escritora y a la profesora. Muchas veces se han mezclado y he tenido que mostrar la sonrisa fingida ante los comentarios y las miradas reprobatorias por escribir "eso". Sinceramente cada día me importa menos lo que puedan pensar porque yo soy tan feliz y me siento tan bien al escribir sobre lo que me gusta, que lo demás va perdiendo fuelle.

Sin embargo sigo sin comprender porqué ese afán por desprestigiar este género, que está comprobado es de los más leídos. Leí hace unas semanas una entrada de Abril Camino en la que hablaba de este mismo tema sintiendo también esa apatía y ese cansancio por seguir escuchando frases como "no te pega nada escribir romántica" o "¿por qué no pruebas con otro género?". Yo tengo muchas veces la sensación que estamos haciendo algo malo por escribir sobre el amor, ese que está en el día a día de todos.

Tal y como dije en la entrada anterior, yo leo y escribo este género porque me transporta durante lo que me dure la historia en cuestión, a otro lugar, a sentir las emociones de otras personas, a sufrir con ellos, reír y llorar muchas veces. Porque nos evade de los problemas y la realidad de la vida, nos enamoramos de sus personajes que son tan maravillosos que nos gustaría pudieran salir del libro (bueno, al menos a mí), y además encontramos gente como nosotras a las que les encanta leer estas fascinantes historias. ¿Qué más podemos pedir? Por pedir, seguiremos esperando ese día en el que podamos decir que escribimos y leemos este género y nadie se eche la manos a la cabeza ni nos miren de manera acusatoria. Y vosotras, ¿estáis de acuerdo? ¡Feliz domingo!

7 comentarios:

  1. estoy muy de acuerdo de hecho a veces es fastidioso que te digan uno lee para aprender ...lo cierto es que yo en lo personal leo para sentarme como si fuera un teatro y leer la vida de alguien más.
    Sin embargo tengo que decir que dentro del subgénero de la erótica en particular las escritoras cada vez son menos románticas ...yo espero que no sea reflejo de la mujer del futuro porque una relación de sexo sin nada de erotismo romance para mi no tiene sustancia lo afrodisíaco es estar conectado ...y algunas dan la sensación que odian el romance

    ResponderEliminar
  2. estoy muy de acuerdo de hecho a veces es fastidioso que te digan uno lee para aprender ...lo cierto es que yo en lo personal leo para sentarme como si fuera un teatro y leer la vida de alguien más.
    Sin embargo tengo que decir que dentro del subgénero de la erótica en particular las escritoras cada vez son menos románticas ...yo espero que no sea reflejo de la mujer del futuro porque una relación de sexo sin nada de erotismo romance para mi no tiene sustancia lo afrodisíaco es estar conectado ...y algunas dan la sensación que odian el romance

    ResponderEliminar
  3. Estoy contigo, las emociones son lo que nos mueve. Como lectora, sin duda, la romántica es mi género favorito.
    Y es que no todo son flores y corazones, los que acostumbramos leerla sabemos que hay mucho más detrás de cada libro de romántica.
    Cada vez son menos las historias de "Cenicienta", todas cuentan con su encanto especial y nos trasladan a vivir emociones intensas, que dicho sea de paso, no son fáciles de plasmar para llegar al corazón del lector.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. efectivamente Paula, gracias por pasarte. Besazos

      Eliminar