domingo, 14 de agosto de 2016

EDITORIAL VS AUTOPUBLICACIÓN

Hoy me acerco al blog con un tema complejo y difícil. Hace unos días recordaba con unas amigas aquella vez que presenté Amanecer en África en el I Café Literario que llevan a cabo Alejandra y Rocío en Córdoba. Ese día una lectora me preguntó qué prefería: ¿editorial? ¿autopublicar?  No era la primera vez que me lo preguntaban y respondí lo que siempre digo: ¿por qué no ambas? Otras compañeras han dado su opinión, así que me he animado a aportar la mía.

 
Dejando a un lado el trema económico: si se gana más con una que con la otra, si el autor puede vivir de esto… quisiera hablar de ambas desde mi experiencia personal. Yo he autopublicado en dos ocasiones y las otras dos he publicado con diferentes editoriales. Con ambas los escritores hacemos de publicistas, managers, etc. En mi caso tengo otro trabajo por lo que a este le dedico parte de mi tiempo libre (a veces quizá demasiado), pero ya se sabe “sarna con gusto, no pica”. Yo soy de los que piensan que el autor debe cuidar su libro, promocionarlo, “venderlo”, porque en definitiva es al autor al que le interesa que le lean y le sigan. Por ello nos dejamos la piel en hablar con lectores (a mí particularmente me encanta esa parte), creamos montajes de fotos, buscamos reseñas… Y aunque a veces es frustrante y nos agota, veo que es una parte esencial de nuestra labor. Esto no quita para que la editorial ayude al escritor y le eche una mano en la promoción.

 
Con mi primer libro, autopublicado, estuve entre los más vendidos varios meses y a día de hoy, sigue en el top un año y cuatro meses después. Con el segundo, con editorial, vendí en pocos meses más de tres mil libros digitales (aquello fue un boom en toda regla). La vivencia de autopublicar la disfruté tanto que me animé de nuevo y así lo hice en diciembre conquistando el corazón de muchas lectoras con Mateo. De nuevo fue un éxito y mucha gente así me lo hizo saber a través de mensajes y reseñas. Y con el último de nuevo me lancé con nueva editorial.

 
Lo único que a veces me hace dudar de la autopublicación es cómo lo ve la gente. Por desgracia me he encontrado con lectores que ven al autopublicado como alguien que lo hace porque una editorial no se ha fijado en él, pero nada más lejos de la realidad. Esta es una forma de publicar un libro tan buena como otra cualquiera. De hecho hay autores de reconocimiento internacional que en algún momento de su vida optan por esta vía, mientras siguen publicando con editorial. Entonces, ¿dónde está el problema? ¿Acaso el autor que publica con editorial tiene más prestigio que aquel que se autopublica? ¿Consideramos al autopublicado un escritor de segunda fila?

 
Personalmente es un modo de publicación muy cómodo para mí, que me encanta y no descarto volver a hacerlo en un futuro cercano. Lógicamente sigo enviando a editoriales que me interesan pues uno de los puntos fuertes de estar con editorial es la visibilidad, que con la autopublicación es mucho más difícil. No es lo mismo estar paseando por una librería y fijarte en un libro, que entrar expresamente en una tienda digital a adquirir un ejemplar. ¿A qué escritor no le gusta ver su libro en una librería? Vivir la experiencia de las presentaciones, el calor del lector, ese cariño, el intercambio de opiniones…

 
Sin embargo cuando me hacen elegir no soy capaz de decantarme por una, cada una tiene sus untos fuertes y puntos débiles. ¿Por qué no combinar ambas? Os animo a dejarme vuestras opiniones así que escritores, lectores y bloggers animaros a dejar un comentario, ¡y a disfrutar del puente!

5 comentarios:

  1. Como lectora y compradora soy implacable con los escritores de editoriales porque??? El costo de los libros una editorial me tiene que asegurar una buena maquetación portada y calidad de papel eso sin mencionar faltas ortográficas y más por lo que si soy más condecendientes con los autopublicados y actualmente hay muchísimos con un nivel literario alto se esfuerzan más por la presentación de sus libros ...por lo que con honestidad cada día me inclino más a los autopublicados los de editoriales están sujetos a su editorial y muy pocas respetan al lector.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Cada persona tiene su propio punto de vista al respecto y ambas son posibilidades igual de buenas y respetables. No por ser auto-publicado quiere decir que tu novela sea inferior a las de editorial. Es más, en contables ocasiones ha sido justo al revés. No se debería desprestigiar a ningún autor solo por su elección a la hora de editar una obra.
    Una entrada genial :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Scarlett,
    Estoy contigo, ambas opciones tiene su parte buena y su parte mala.Yo también escogí las dos (Una novela publicada con Romantic y otra auto publicada) Son buenas opciones ambas y no descartaría, a día de hoy, ninguna. Pero si de algo me he dado cuenta en los últimos años navegando por Amazon es que el nivel de las autopublicadas está subiendo mucho y creo que es una bonita y buena evolución para este mundo literario :)
    Un abrazo muy grande. Me encanta como escribes.
    A.V.Cardenet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por pasarte a dar tu opinión. Coincido contigo, abrazos!

      Eliminar